jueves, 2 de septiembre de 2010

El discurso del arte


Imagen: krooliinee

Hace unos días leí un tuit, no recuerdo de quién ni el contexto pero decía más o menos lo siguiente: "A nuestro arte lo llamamos artesanía y a nuestra música floclore". Vuelve a mi cabeza la idea de los discursos y cómo estos intervienen en nuestra vida, hacen que generemos valor o no a las cosas que nos rodean. Me quedé pensando en la siguiente pregunta: ¿cuál es la diferencia entre artesanía y arte? Fui a la Rae y me llevé una sorpresa.

Arte tiene 9 acepciones, la segunda es la que me interesa:
2. amb. Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Artesanía solo dos acepciones y se indica lo siguiente:
1. f. Clase social constituida por los artesanos.
2. f. Arte u obra de los artesanos.

Para tener las cosas más claras. Busqué artesano y esto es lo que encontré:

Artesano en su segunda acepción:
2. m. y f. Persona que ejercita un arte u oficio meramente mecánico. U. modernamente para referirse a quien hace por su cuenta objetos de uso doméstico imprimiéndoles un sello personal, a diferencia del obrero fabril.

Está claro, el arte es general, es la manifestación de una habilidad que puede ser abocada a lo plástico, a la música, a las letras, a la cerámica, etc. Puede que lo haga, por ejemplo, un pintor muy conocido o alguien que pinta en el centro de Lima con un lápiz de carbón. Quizá, como todo en esta vida, se trate de oportunidades y de poder. El arte está en todos lados y depende del ojo con el que se mire. Es subjetivo y cultural.

Estoy constantemente en contacto con lo andino y amazónico (del Perú), la principal razón porque son mi objeto de estudio y además porque me gusta hacerlo y me identifico en muchas de sus expresiones. Por eso sé lo difícil que es ser no occidental en un país tan contradictorio como el Perú, lingüística y culturalmente diverso pero altamente racista.

Hago hincapié en la palabra "racista", muchas veces nos hacemos las víctimas del racismo cuando también lo ejercemos hacia otros. Un caso en particular es, la visión del andino que ha sido visto siempre como "el pobre", "el tonto" (excepto los escritos de Arguedas), etc. quizá cuando dejemos de tratarlos así y lo hagamos como se debe de igual a igual demos un gran paso.

Navegando en Youtube encontré este video que quisiera compartirlo:

8 comentarios:

@actvservidor dijo...

Vaya, vaya... muy interesante. No sólo el significado de las palabras, sino la trascendencia de su uso y el ulterior racismo que se desprende.

saluos!!

Lizbeth Alvarado Campos dijo...

Hola actvservidor, el discurso que elaboramos siempre se basa en nuestra ideología. El racismo está en todos lados. Lamentablemente, casi siempre nos hacemos las víctimas cuando podríamos empezar no sientiéndonos así. ¿No crees?

pilar baselga dijo...

tal vez te interese esto sobre qué se ha llamado arte en la historia:
http://nomoriridiota.blogspot.com/2010/07/la-musica-por-encima-de-todas-las-artes.html
saludos desde Madrid!

@actvservidor dijo...

El discurso que elaboramos debiera basarse en nuestra ideología, pero la verdad es que no siempre es así... mira a los candidatos, por ejemplo, que dependiendo de a quién se dirijan pueden hablar de cosas que de seguro acaban de aprender...

Y sí, de seguro empezar por la autoestima sea una buena idea.

saluos!!
(mucho gusto, de mi parte)

Garcivar dijo...

En general,también manejo la idea de que el arte se caracteriza por su singularidad,aquella creación que no tiene parangón y que es la manifestación de un proceso estético.Por otro lado,la artesanía resulta reiterativa en su producción,es decir que el artesano tiende a repetir los mismos patrones formales en la elaboración de sus productos.
La "Monalisa" es única."El Condorpasa" es único."Machu Picchu" es único.
El artesano puede hacer 200 toritos de Pucará o 200 retablos ayacuchanos que se parecerán tanto entre ellos que será dificil hallar diferencias.

Lizbeth Alvarado Campos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lizbeth Alvarado Campos dijo...

Gracias Pilar, qué bueno tu artículo. Es verdad, la música es el arte universal, no hay pueblo sin ella. Al menos yo no me imagino la vida sin notas musicales.

Un abrazo desde Lima

Lizbeth Alvarado Campos dijo...

Hola Garcivar tienes razón cuando hablas de producción, pero creo que puedes hacer objetos en cantidad pero nunca dos serán iguales. Sin embargo, sigo con la idea de el ojo (y el bagaje cultural) con el que se mire. Me gustaron tus ejemplos.